Consejos para que no te duela la espalda mientras manejas

Mantener una buena postura a la hora de conducir es vital para evitar futuros dolores de espalda

Consejos para conductores

Consejos para conductores

Los dolores en la espalda son frecuentes al conducir, sobre todo cuando se realizan viajes largos y se utiliza una postura incorrecta.

Por otro lado, el estrés al que nos sometemos al conducir, considerando el tráfico y la inseguridad ciudadana, puede afectar directamente la zona lumbar. Además, las vibraciones del motor repercuten directamente en la columna y el cuello, haciendo que se sobrecarguen y tensionen a medida que conducimos.

Mira también: [10 errores que cometes cuando manejas, quizá no te has dado cuenta]

¿Cómo evitar el dolor de espalda?

1. Detente cuando sea necesario: Si sientes presión o dolor en alguna zona de tu cuerpo, lo más recomendable es detenerte y realizar ejercicios de estiramiento. Solo 5 minutos serán suficientes para aflojar tensiones y volver a la ruta.

2. Apoya completamente la espalda en el asiento: Mantén el contacto con este todo el tiempo es fundamental.  Para ello, hay que recordar que también es importante mantener los hombros rectos.

3. Evitar las posturas forzadas: Si algo te incomoda siempre puedes cambiarlo, esto aplica tanto para la distancia del asiento con el volante, la altura, la posición de los espejos y todo lo que desees.

4. Ni brazos ni piernas demasiado estirados o arrollados: El espacio es fundamental, pero tampoco hay que abusar. Las muñecas deben ir sobre el arco superior del volante y las piernas deben mantenerse semiflexionadas.

5. El cinturón de seguridad: Es el elemento clave a la hora de protegernos de cualquier accidente. Pero para que actúe al 100% tiene que estar siempre recto o plano, sin vueltas ni giros. Además, la banda superior debe pasar más o menos por el hombro, sin rozar el cuello. La parte que roza con la cadera debe estar bien apoyada sobre la misma.

Mira también: [¿Quieres comprar un auto nuevo? Sigue estas 7 recomendaciones]

A pesar de estos consejos, si tienes en mente hacer un trayecto largo, lo ideal para proteger tu espalda es parar cada 200 kilómetros. De este manera, no solo te despejarás y estarás más fresco, sino que al estirar tus piernas tu espalda se sentirá más aliviada.

Fuente: El Motor/Universia

 

ETIQUETAS: