04.04.2017

Unicef pide ayuda internacional para niños afectados por lluvias

Campaña busca recaudar agua y alimentos para los pequeños damnificados

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) hará un llamado de ayuda a la comunidad internacional para asegurar la dotación de agua y nutrición adecuada para los niños afectados por las inundaciones en Perú, adelantó hoy su representante en ese país, María Luisa Fornara.

[LEE: COEN: ya son 106 muertos por lluvias y huaicos]

Un equipo de Unicef visitó hoy el campamento de refugiados en el kilómetro 980 de la Panamericana Norte, en la región Piura, que alberga a familias damnificadas del centro poblado Pozo de los Ramos, entre otros arrasados por el desborde del río Piura.

"Nosotros vamos a hacer (esta semana) un llamamiento de pedido de ayuda a la comunidad internacional que hacen los organismos humanitarios", dijo Fornara en entrevista con Efe, debido a que la magnitud de la emergencia ha excedido los presupuestos de estas entidades.

"Hemos hecho un mapeo de lo que necesitamos y vamos a trabajar con el Gobierno", agregó la representante del organismo.

En el campamento con carpas para unas 10.000 personas hay actualmente menos de la mitad, dado que los hombres prefieren quedarse en lo que queda de sus casas a unos dos kilómetros de distancia, mientras que 40 % de los refugiados son niños.

Fornara explicó que Unicef puede poner letrinas y cisternas para dotar de saneamiento y agua, además de instalar espacios de juego y brindar papilla nutritiva a los niños en situación de emergencia.

Las inundaciones en Piura dejaron 287.336 afectados y 27.981 damnificados, entre los cuales hay casi 10.000 menores de cero a 17 años, de acuerdo a cifras de la Defensa Civil.

Los niños corretean y juegan con lo que pueden en este campo polvoriento, bajo el sol seco del norte peruano, a la expectativa de que alguna entidad o personas caritativas les lleven una ración de alimento, ropa y agua.

Sin embargo, un equipo de médicos cubanos que llegó a atenderlos hoy reportó la existencia de casos de diarrea y males respiratorios.

[LEE: Día Mundial del Agua: uno de cada 4 niños carecerá de este recurso en el 2040]

Además, la gente refugiada en el campamento "casi toda está en situación de estrés, en particular los niños", indicó Fornara.

Una de las preocupaciones de Unicef es también que los menores vuelvan a acudir a la escuela porque es un espacio seguro para ellos que, además, restituye la normalidad en sus vidas. EFE

Etiquetas: Fenómeno El Niño, Unicef,