Trujillo: asesinato en quinceañero sigue impune a un año de los hechos

A pesar de haber sido plenamente identificados, los presuntos sicarios siguen libres 

Captura América TV

La celebración de un quinceañero terminó en tragedia en el distrito de Alto Salaverry en Trujillo luego de que dos presuntos sicarios irrumpieran en el local privado donde se realizaba la fiesta, haciendo disparos.

Segundo Díaz Rodríguez, cuñado de la quinceañera, enfrentó a los delincuentes y recibió tres disparos a quemarropa. Este crimen ocurrió en julio del año pasado y conmocionó a Trujillo no sólo por la frialdad del acto, sino por la lentitud de la administración de justicia.

Los dos sujetos, protagonistas del ataque en la fiesta de quince años, están plenamente identificados por el Ministerio Público y sin embargo, están libres hasta el día de hoy.

LEE MÁS: Detienen a miembros de ‘Los sanguinarios del norte chico’ en Huaral

Según los reportes de la Policía, se trata de Chilaver Mora Arteaga Bartolo y de Ary Hemersson Ticlia Soto, dos temidos jóvenes, integrantes de bandas delincuenciales que fueron capturados más de una vez en Trujillo.

Según las investigaciones, los presuntos sicarios se habrían equivocado de blanco. Pero también se sabe, ahora, que Según Díaz Rodríguez mantenía una rivalidad con el cabecilla de la banda 'Los Sicarios de Alto Moche' y, entonces, lo habrían mandado a matar.

Los dos presuntos sicarios que ingresaron armados a la fiesta de quince años fueron identificados de inmediato, pero ni la Policía ni el Ministerio Público actuaron como lo estipula la ley dentro del plazo de la flagrancia del delito.

Además, la Fiscalía no ha tomado en cuenta es que estos presuntos sicarios son vecinos de doña Magna Rodríguez, madre de la víctima que vive con miedo, pues estos delincuentes, la acosan permanentemente.

LEE MÁS: Mininter disminuirá escuelas de la Policía por infiltración de delincuentes

Lo que más les preocupa a doña Magna es que la fiscal Karina Castañeda Hinostroza, responsable de la Tercera Fiscalía Corporativa de Trujillo, sólo  investiga a Chilaver Mora Arteaga Bartolo, quien disparó a Segundo hasta matarlo, y no a su cómplice, a Ary Hemersson Ticlia Soto.

El último miércoles se tenía prevista una audiencia para determinar si se dictaba prisión preventiva para los responsables de la muerte de Segundo Díaz Rodríguez, pero no se llevó a cabo.

Hay más dilatación en este caso. Más libertad para quienes tienen en vilo a una familia de escasos recursos económicos. En Trujillo, siguen libres dos presuntos sicarios dispuestos a todo en una ciudad ya terriblemente golpeada por la delincuencia.