Ministerio Público investigará supuesto suicidio de joven en Miraflores

Madre de la joven mantiene congelado el cuerpo de su hija a fin que se realice la necropsia.

Para mantener las huellas halladas en el cadáver es que se mantiene congelado. Foto: Captura América Noticias

Nicole Wileman apareció muerta el pasado 28 de octubre del 2013 en el frontis del Hotel Pardo Thunderbird de Miraflores donde se alojaba. Fiscalía archivó caso porque informe policial lo calificó como un suicidio.

La madre de la víctima, Elizabeth Heresi, no creyó la versión de la Policía y tomó la radical decisión de refrigerar el cadáver de su hija en el Laboratorio Tanatológico del Callao desde el 29 de octubre del 2013.

[LEE: Madre dispuso congelar el cuerpo de su hija para saber la verdad sobre su muerte]

Raúl Peña, abogado de la familia, explicó que la policía, “de forma prematura y atípica”, descartó la presencia de una tercera persona en la habitación, sin haberse realizado las pericias correspondientes.

Según Peña, la perito de parte concluyó en su informe que las evidencias en el cuerpo de la joven no concuerdan con un caso de suicidio.

“Se encontró restos de sangre en el hemotórax y hemoperitoneo hubo un tiempo de sobre vida (…) Cuando hay una precipitación y muerte instantánea, no hay sangrado. Dos, se encontró huellas premorte; eso quiere decir, que hubo violencia sobre el cuerpo antes del fallecimiento”, explicó el abogado.  

Para conservar las huellas encontradas en el cuerpo de Nicole Wileman y poder identificar quién más estuvo en contacto con ella, es que su madre decidió mantener el cadáver de su hija congelado.

Por otro lado, el abogado de la familia declaró que se pidió a la Fiscalía el levantamiento de las comunicaciones del celular de Nicole, pero fue denegado porque la familia no había probado que hubo una tercera persona en la habitación.

Finalmente, Raúl Peña anunció que luego de la denuncia realizada en Cuarto Poder, el Ministerio Público le comunicó que ha aceptado las diligencias que en un inicio fueron rechazadas.