Línea Amarilla: advierten que generará embotellamiento en la avenida Faucett

El especialista Luis Quispe Candia sostuvo que la falta de coordinación entre las municipalidades de Lima y Callao no ha permitido obtener conectividad

Vía Expresa Línea Amarilla. Foto: captura de TV

La Vía Expresa Línea Amarilla, que está próxima a ser inaugurada, cuenta con una extensión de 9 kilómetros, 13 viaductos y permite un tiempo de viaje desde el Trébol de Monterrico hasta dicho lugar de solo 30 minutos. Sin embargo, según indicó el especialista en Transportes y presidente de la ONG Luz Ámbar, Luis Quispe Candia, existe un problema entre las municipalidades de Lima y Callao, que no ha permitido generar una correcta conectividad en el transporte. 

Detalló que la vía que llega hasta el aeropuerto permite una circulación vehicular fluida hasta la avenida Faucett, donde se reduce el número de carriles y, debido a un semáforo, bloquea la circulación, generando un cuello de botella vehicular. 

LEELínea Amarilla: proyecto vial sería entregado en abril

“El problema radica en que como tenemos una muralla (invisible) entre Lima y Callao, se estrecha la vía y luego lleva a la avenida Faucett. Ahí hay un semáforo en esa intersección que dura 360 segundos, probablemente dura mucho más, entonces el embotellamiento, la congestión, se da en ese punto”, explicó. 

Quispe Candia denunció que esta congestión que se producirá se debe a que las autoridades de la Municipalidad Provincial de Lima y la del Callao “no han tenido la empatía de resolver los problemas pensando en la ciudad”. En ese sentido, refirió que si ambas hubieran coordinado adecuadamente, la obra se podría haber realizado cumpliendo con brindar conectividad entre las dos provincias.