Indulto a Alberto Fujimori: ¿más cercano tras el cambio de gabinete?

La salida de Marisol Pérez Tello del Ministerio de Justicia sería un gesto para un próximo indulto humanitario

Alberto Fujimori. Foto: captura de TV

Kenji Fujimori se quedó mudo, pero no manco. No habló, pero votó y su voto no solo fue a favor de darle la confianza al gabinete de Fernando Zavala sino también a favor del indulto de su padre. Desde Palacio, parece que darle el perdón a Alberto Fujimori era ya una decisión tomada en Palacio y además inminente, pero justo en ese momento, el fujimorismo de la otra k, la de keiko, presenta censura a la ministra de Educación y luego le baja el dedo al gabinete Zavala, dinamitando puentes.  

Fue el único de los naranjas que le dijo sí al equipo de Zavala y es que con él son los acercamientos y las conversaciones cara al indulto de Alberto Fujimori. Antes de que arrasara el huracán confianza, PPK volvía a tener un gesto con Alberto Fujimori y con su hija. 

LEEAlberto Fujimori: 65% a favor del indulto humanitario, según Ipsos

Fue durante una ceremonia en Palacio en la que se condecoró a los integrantes del GEIN, el grupo especial de inteligencia que capturó en 1992 a Abimael Guzmán. Ahí estaba la lideresa de Fuerza Popular, y el gesto de PPK quién ya no sabe cómo reconocer las virtudes de su antecesor antes de soltarlo. 

Además, el rumor era que iba a haber cambios ministeriales en estos días una manera más de congraciarse con los naranjas. Así era el clima preindulto en la mañana del martes, pero en la tarde Keiko respondía a las caricias con un golpe: ordenaba a su bancada censurar a la ministra de Educación, Marilú Martens. El gobierno, que parece que no se lo esperaba, respondió con un pedido de confianza para el gabinete y el fujimorismo, a excepción de Kenji, le bajó el dedo. 

Dicen que Keiko Fujimori parece que se tomó la molestia de felicitar a cada uno de sus congresistas luego de sus intervenciones en la cuestión de confianza. A más enfrentamiento, más aplausos vía Whatsapp. Los albertistas consideran que la censura a la ministra de Educación no ha sido casual, sino que corresponde a la directiva de arrasar con el gobierno y de paso arrasar con la posibilidad de un indulto para su líder histórico. 

Alberto Fujimori fuera de prisión es un factor que podría alterar las naranjas y a los que las empaquetan ahora. Tanto es así que han aparecido hasta fujitrolls contra el hijo menor, quién podría llegar a ser expulsado de la bancada. 

LEEAlberto Fujimori: expresidente fue dado de alta y retornó a la Diroes

Pero PPK parece que tiene decidido perdonar a Alberto Fujimori, al margen de lo que haga o deshaga su hija y su bancada. Pero el tema del indulto humanitario es cada vez se complica más hablando en términos legales, un nuevo caso está en proceso y ahí no hay indulto que valga por el momento. 

En febrero de este año la justicia chilena amplió la extradición de Alberto Fujimori por el caso de la matanza de Pativilca. Chile ha autorizado que Fujimori sea procesado como presunto autor mediato del asesinato de seis personas en enero de 1992 a manos del grupo Colina.

Una matanza ocurrida dos meses después de Barrios Altos. Varios efectivos del destacamento Colina, acogidos a la colaboración eficaz, han aceptado su participación en este crimen. Eran agricultores y estudiantes los que murieron, el más joven de 17 años. 

El juicio de Pativilca se inició hace años, pero recién desde febrero se puede procesar a Alberto Fujimori. El fiscal Luis Landa Ríos ya ha emitido acusación y pide para él 25 años de prisión como presunto autor mediato de seis asesinatos. Pronto empezará el juicio oral. Si a Alberto Fujimori, PPK le concediera el indulto humanitario no lo blindaría del proceso ni de su resultado. 

Si se le encontrara culpable tendría que ir a la cárcel o tramitar en ese momento otro indulto humanitario, lo que suceda dependerá también de las leyes vigentes en ese momento. Pero es que además Alberto Fujimori, a día de hoy, tiene otros procesos pendientes con mandato de detención que como está en prisión por el caso de la Cantuta y Barrios Altos no suponen un problema, pero sí si se le concediese la gracia presidencial porque no tendría efecto sobre ellos. A la par hay un reglamento de gracias presidenciales que cumplir, y dice que el indulto no se concede de oficio sino a pedido del preso y eso no ha sucedido. 

LEEAlberto Fujimori: expresidente fue dado de alta y retornó a la Diroes

Los últimos meses, el ex mandatario sufre de una nueva dolencia, taquicardia supraventricular, que lo ha llevado a ser internado en tres oportunidades en cuidados intensivos. La última, la semana pasada.

La taquicardia requiere atención constante, pero se trata de manera ambulatoria aunque también es cierto que pude derivar en un paro cardiaco sino se actúa a tiempo. El reglamento de gracias presidenciales dice que el indulto humanitario solo se recomienda  a presos que sufren enfermedades terminales o graves que se encuentren en etapa avanzada, progresiva, degenerativa y que además las condiciones carcelarias puedan poner en grave riesgo su vida. 

Una junta médica nombrada por el Ministerio de Justicia hace una evaluación que es firmada por el ministro de Justicia y da su recomendación. Finalmente, el presidente decide en conciencia. PPK podría cambiar mañana mismo el reglamento si así lo decide. 

La salida de Marisol Pérez Tello del Ministerio de Justicia sería otro gesto, una forma de allanar el camino para conceder el indulto humanitario. Ella siempre lo dijo: hay un reglamento que cumplir. PPK ha llegado a plantear tiempo atrás, la figura del perdón médico que, por ahora, no está contemplada en ninguna norma.