Hermanos Vayron y Pedro Pablo Nakada comparten el mismo perfil esquizofrénico

Vayron fue condenado a la pena de muerte en Japón tras asesinar a 6 personas, su hermano Pedro Pablo mató a 25 personas al norte de Lima

La sentencia a pena de muerte de Bayron Nakada en Japón

Bajo el signo de mal, con el estigma de la sangre de inocentes y caminos de muerte en las dos costas del Pacífico. La sentencia a pena de muerte de Bayron Nakada en Japón, tras el asesinato de seis personas en Tokio en 2015, unida al historial asesino de su hermano Pedro Pablo, el apóstol de la muerte de Huaral, dejan una escalofriante pregunta, como pueden existir dos mentes criminales idénticas en una misma familia.

LEE MÁS | Japón: peruano es sentenciado a pena de muerte por homicidio

Hace 12 años, el autodenominado purificador y enviado de Dios, Pedro Pablo Nakada mató a 25 personas al norte de Lima en una de las más horrendas páginas policiales. Vayron vivía en Asia, pero en setiembre de 2016 victimó a seis japoneses antes de intentar suicidarse, en ambos casos, alegaron esquizofrenia para justificar los crímenes. Pedro Pablo fue declarado inimputable, la misma fórmula que buscó Vayron sin éxito.

Para la fiscalía nipona, Nakada no sufre trastorno alguno y fue condenado por robo y asesinato múltiple, porque sabía distinguir entre el bien y el mal, mientras sus abogados alegaron que no tuvo conciencia de lo que hacía.

Su defensa apeló la sentencia y aún quedan dos instancias que deben confirmar si debe ser ejecutado, pero más allá de la condena, la historia de Vayron y Pedro Pablo Nakada se escribe con tinta roja y más de 30 vidas.