Gregorio Santos: advierten que proceso judicial podría volver a foja cero

Procurador Amado Enco sostuvo que permiso de viaje del juez que tiene a cargo el juzgamiento de Santos, podría poner en peligro el juicio oral

Procurador Amado Enco. Foto: archivo El Comercio

El procurador Amado Enco dio la voz de alerta. Algo muy grave puede ocurrir en el juzgamiento de Gregorio Santos, uno de los gobernadores regionales procesado por corrupción de funcionarios. “Esto es sumamente grave porque pone en riesgo la continuación de este importante juicio oral”, afirmó. 

Enco explicó que la presidencia del Poder Judicial le ha otorgado un permiso al juez Marco Aurelio Tejada Ortiz, quien está a cargo del juzgamiento del complejo caso de Gregorio Santos, para ausentarse del país. En efecto, Duberlí Rodríguez autorizó a Tejada Ortiz a que asista a una pasantía en Francia.

[LEE: Gregorio Santos seguirá su proceso bajo comparecencia restringida]

El evento se realizará desde el 23 de junio hasta el primero de julio próximo, es decir, por lo menos se ausentará seis días hábiles. “Existe una  alta probabilidad que de ejecutarse ese viaje se quiebre este juicio oral, eventualidades pueden ocurrir incluso regresando a tiempo”, indicó.

El peligro procesal es que el juez no regrese antes de los ocho días hábiles, el plazo máximo para ausentarse en la continuidad de un juzgamiento. Esto provocaría que el proceso que empezó en diciembre regrese a foja cero. 

[LEE: Gregorio Santos: Fiscal lo acusó de entregar una coima a su coprocesado]

Pese a que el juez Tejada Ortiz manifiesta que no existe ninguna posibilidad de que el juicio se quiebre, tal como lo reseña en una carta que presentó. El procurador Amado Enco precisó que se trata de un caso complejo que involucra a más de 47 procesados y 84 testigos, por lo que resulta imposible culminar con el proceso oral antes de la fecha en que se ha dispuesto. 

Enco solicitó al presidente del Poder Judicial designar a otro magistrado para este viaje y no poner en riesgo un delicado caso de corrupción de funcionarios.