Congreso: aportantes de Fuerza Popular habrían sido contratados irregularmente

Número de trabajadores en el Parlamento aumentó en más de 800 puestos después de que se dejara sin efecto el Estatuto del Servicio Parlamentario

Foto: ANDINA

En el último año, el número de trabajadores en el Congreso de la República creció en más de 800 puestos y el presupuesto para cubrir a los estables y a parte de los de régimen CAS aumentó en casi 50 millones de soles respecto de la gestión anterior.

De aquellos que ingresaron luego de julio del 2016, hay un grupo de funcionarios que concita particular interés porque fue pasado a condición de personal estable en tiempo récord, pese a no cumplir con el tiempo mínimo de servicios que establecen las normas del propio Congreso. En el grupo de beneficiados hay dirigentes y aportantes del partido Fuerza Popular.

El cambio consistió en dejar sin efecto la norma que regula las contrataciones y los nombramientos: el Estatuto del Servicio Parlamentario, que dispone que para que un trabajador sea nombrado y pase a planilla, debe servir durante cinco años de manera ininterrumpida.

LEE MÁS: Galarreta al cardenal Barreto: "Sus declaraciones las evaluará el papa"

La velocidad con que fue dejado de lado el estatuto provocó que algunos congresistas se sientan sorprendidos y hasta burlados, y pidieran, sin suerte, anular esa decisión. Cuarto Poder tuvo acceso a las boletas de pago de los mencionados funcionarios, de los que resaltan tres casos.

El primero está en el nivel 12 de la escala de funcionarios, uno de los más altos del Estado. Es “especialista parlamentario” en la Dirección General Parlamentaria, desde el 27 de julio del 2017. No tiene ni un año en el cargo pero ya es estable y con contrato de plazo indefinido. Su sueldo, S/. 14,500.

Según la ONPE, es un aportante de Fuerza Popular, y él mismo fue miembro del Comité Ejecutivo Nacional del partido de Keiko Fujimori. En la gestión de Luz Salgado había sido jefe del Gabinete de Asesores.

El segundo funcionario, también de nivel 12, labora en la Oficina de Asesoría Jurídica. Ingresó, según la boleta, el 15 de setiembre del 2016, o sea, tiene poco más de año y medio, y percibe un sueldo de S/. 14,5000. Él también es aportante de Fuerza Popular, según la ONPE, y fue, además, personero legal del partido de Keiko Fujimori.

LEE MÁS: Centro de Lima: manifestantes se movilizaron en contra del Congreso

En el nivel 11, el Congreso nombró el 16 de agosto del 2016, como Especialista Administrativo, a otro fujimorista, con un sueldo de S/. 14,237. Este funcionario es, como los anteriores, aportante de Fuerza Popular, y también fue personero legal del mismo partido.

Otros tres favorecidos con el empleo estable laboran como especialista parlamentario, especialista administrativo y técnico de la Mesa Directiva. Los tres son allegados, laboralmente hablando, al despacho de Galarreta. Igual, ingresaron después de agosto del 2016.

La suerte de aquellos funcionarios contrasta con la de la mayoría de empleados del Parlamento, que tienen mucho más años de servicio pero aún siguen esperando el día de su suerte.

POLÉMICA POR CAMBIO DE ÚLTIMO MINUTO

La norma, fundamental para el manejo administrativo del Parlamento, fue dejada de lado a una velocidad inusual. El pasado 7 de diciembre se presentó un Proyecto de Resolución Legislativa para incorporar al Reglamento del Congreso una disposición sobre la administración de recursos humanos, contrataciones, nombramientos, tesorería, así como contratación y adquisición de bienes, obras y servicios.

LEE MÁS: Yohny Lescano evalúa presentar moción de censura contra Luis Galarreta

Decía el proyecto que para decidir sobre ello primaría la decisión de la Mesa. El 9 de enero, a la 1:50 de la tarde, se presentó el texto de párrafo único, que contaba con el consenso de la Junta de Portavoces.

Pero algo extraño pasó. A las 6:54 de esa tarde el congresista fujimorista Percy Alcalá agregó al proyecto esta hoja con un párrafo que decía: “en tanto se aprueben los instrumentos de gestión que requiere la administración del Congreso de la República, se suspende la vigencia del Estatuto del Servicio Parlamentario”.

Un minuto después, a las 6:55 de la tarde, la Mesa Directiva pasó lista a los parlamentarios, y dos minutos después, 6:57 pm, el proyecto que incluía la hoja de Percy Alcalá, fue aprobado por el pleno. Todo en segundos.