Caso Odebrecht: Garreta sostiene que se realizaron trabajos para Eduardo Bless

Según el publicista brasileño, Valdemir Garreta, trabajos al alcalde de San Miguel se habrían hecho como un favor

Alcalde de San Miguel, Eduardo Bless. Foto: captura de TV

No solo fueron los Humala Heredia o Susana Villarán. El publicista brasileño Valdemir Garreta, quien hoy pretende acogerse a la colaboración eficaz en nuestro país, también ha dicho a la fiscalía peruana que trabajó en la reelección de Félix Moreno al gobierno regional del Callao en el 2014. Y que sus servicios fueron solventados con dinero de Odebrecht.
 
“En abril viajé a Perú y me reuní con Luis Favre y Félix Moreno en una residencia en La Molina donde se terminó de conversar sobre nuestra contratación, a través de la empresa FX Comunicaciones, por un monto de US$ 2 millones de dólares”, dijo en su declaración.
 


 

“En esa reunión, Félix Moreno me indicó que debía coordinar con Raymundo Serra, ejecutivo de Odebrecht, para que este coordinara el pago por los servicios”. 

 
Esto fue lo que dijo Garreta a los fiscales peruanos sobre este asunto. El publicista brasileño sostiene, de esta manera, que Odebrecht financió otra campaña política en nuestro país. Algo que Moreno siempre se esforzó en rechazar desde que su caso se destapó en abril pasado. 
 
Moreno es investigado por el equipo especial que encabeza Hamilton Castro por los presuntos delitos de lavado de activos y tráfico de influencias. La investigación se basa en la declaración de dos colaboradores eficaces que señalan que Moreno entregó la concesión de la vía de la Costa Verde del Callao a cambio de un supuesto soborno de 4 millones de dólares, de los cuáles dos millones fueron para pagar los servicios de Luis Favre, quien a su vez contactó a Garreta.
 
La fiscalía ha sostenido que estos pagos se hicieron con dinero de la Caja 2, proveniente de la División de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, la dependencia que fue utilizada para el supuesto pago de sobornos en todo Lationamérica. Y ahí hay correspondencia con lo que dice Garreta, quien señala que fue Fernando Migliaccio, el jefe de esta oficina, quien materializó la entrega de dinero. 
 
“Durante toda la campaña, la comunicación fue mediante correos electrónicos, con la persona indicada por Félix Moreno, su cuñada Yesenia Segura Neira. Ella usaba el nombre de Melissa Carrera y el siguiente email: melissa.carrera20@gmail.com”, dijo Valdemir Garreta.
 
 
Yesenia Segura Neira es hermana de la esposa de Félix Moreno y, según publicaciones periodísticas, trabajó en proyectos de arte en el Callao junto al empresario israelí Gil Shavit, intermediario del supuesto pago de Odebrecht para Moreno, y que hoy se ha acogido a la colaboración eficaz. Yesenia Segura es, además, esposa del actual alcalde de San Miguel, Eduardo Bless, quien es mencionado también por Garreta en su declaración ante los fiscales peruanos. 
 
En la época de la campaña de Callao del 2014, ¿se brindó servicios a otras personas en Perú?  
 
Garreta responde: No brindamos servicios a nadie, sin embargo, revisando la documentación, he visto trabajos al alcalde de San Miguel, Eduardo Bless. Eso no se trató conmigo, eso según lo que he preguntado, es un favor que hizo mi equipo. 
 
Garreta no profundiza en los servicios que se habrían prestado a Eduardo Bless, quien en el 2014 llegó al municipio sanmiguelino por primera vez. Sin embargo, ¿quién le pidió el favor al equipo de Garreta para trabajar con Bless, en qué consistió ese servicio y con qué dinero se solventó?
 
Buscamos insistentemente la versión de Bless y de Yesenia Segura, cuya declaración ya ha sido solicitada por la fiscalía que investiga el caso Moreno. La oficina de prensa de la municipalidad de San Miguel señaló que el alcalde no haría ninguna declaración al respecto. 
 
 
Luego de pasar dos meses en prisión, Moreno fue puesto en libertad a comienzos de junio. ¿Los dichos de Garreta complicarían nuevamente su situación judicial? Lo cierto es que en su caso ya hay tres versiones que apuntan a que Odebrecht financió su campaña a cambio de obtener una licitación en la región.
 
Está la versión de Gil Shavit, empresario vinculado a él y ex amigo; la versión del colaborador eficaz funcionario de la empresa brasileña que no sería otro que Ricardo Boleira, ejecutivo que vio el proyecto de la Costa Verde muy de cerca: y ahora se suma la declaración del publicista Garreta que ya ha puesto contra las cuerdas a otros políticos peruanos.