Caso Odebrecht: Camargo Correa daría nombres de quiénes recibieron sobornos

La empresa negocia la posibilidad de que 40 de sus ejecutivos y accionistas cuenten todo lo que saben al respecto 

Odebrecght y Camargo Correa darían nombres de personas que recibieron coimas.

¿Cuánto dinero movieron en realidad las empresas brasileñas en nuestro país, implicadas hoy en el escándalo de corrupción conocido como Lava Jato? ¿Cuál fue la real dimensión en todo el complejo entramado de pagos y sobornos que se habrían efectuado en el Perú?

El caso de la mega corrupción brasileña y de las supuestas coimas efectuadas en nuestro país para hacerse con obras públicas, ingresa a una curva bastante cerrada, que muy pocos seguramente podrán salvar. 

A la decisión asumida por Odebrecht de colaborar con la justicia de su país y propiciar que 77 de sus directivos se acojan a la delación premiada, se suma hoy la decisión de otro gigante con numerosos intereses en el Perú: se trata de la constructora Camargo Correa, que viene negociando la posibilidad de que 40 de sus ejecutivos y accionistas cuenten todo lo que saben respecto al pago de sobornos tanto dentro como fuera de Brasil. Eso incluye al Perú. 

[LEE: Kuczynski sostuvo que Odebrecht no volverá a contratar con el Gobierno]

La negociación complicaría la situación de más de un nombre en el Perú. Y es que parte del acuerdo sería traer del archivo todo lo actuado en la operación conocida como ‘Castillo de Arena’ iniciada en el 2008, en donde ya se investigó a esta firma por presuntas coimas para conseguir contratos en Brasil y otros países. Y en donde se aludía a supuestos pagos a políticos peruanos. 

Entre la documentación de Castillo de Arena aparecieron registros de supuestos pagos a políticos peruanos que ejercieron cargos en los gobiernos de Alejandro Toledo y Alan García. Entre esa copiosa documentación figuraba un cuadro de pagos relacionada a la construcción del tramo IV de la Carretera Interoceánica Sur que Camargo ganó en consorcio con otras empresas brasileñas en junio de 2005, durante el gobierno de Toledo.  El cuadro llevaba el sugestivo nombre de Previsión de “Capilés”, una palabra que para la policía brasileña significa “coimas”.  

La fiscalía peruana ha determinado que este cuadro y otros archivos fueron enviados desde el Perú por Marcos de Moura Wanderley, cuando fue representante de Camargo Correa en nuestro país. Sí, el directivo brasileño relacionado sentimentalmente a Rocío Calderón Vinatea, amiga de la exprimera dama Nadine Heredia. 

El cuadro detalla un soborno de 6 millones 313 mil dólares por este tramo de la Interoceánica con fechas y montos de pago calendarizados en los primeros meses de 2006. Como lo dijo Cuarto Poder en noviembre pasado, la Primera Fiscalía Supraprovincial especializada en delitos de corrupción de funcionarios, que preside Hamilton Castro, determinó que al menos el primer pago se hizo a una cuenta de la empresa Trailbridge de Josef Maiman en el Citibank de Londres por más de US$ 91 mil dólares en junio de 2006. Ese mismo mes, se depositaron 750 mil dólares adicionales desde un banco en Brasil a la misma cuenta. Un asunto que aún no ha sido respondido por Josef Maiman, íntimo amigo del ex presidente Alejandro Toledo. 

Esto es lo que dijo Maiman en el 2015 cuando se le interrogó por sus implicancias en el caso Ecoteva. Ahora la situación es mucho más compleja tanto para Maiman como como para el ex presidente Toledo, quien el miércoles pasado abandonó el país, rumbo a Estados Unidos, en medio de voces que han exigido una medida de prisión preventiva en su contra. De confirmarse la hipótesis del Ministerio Público, los pagos brasileños a la cuenta de Maiman podrían cerrar el circuito relacionado a Ecoteva y a la compra de inmuebles en Lima a nombre de Eva Fernenbug, su suegra. 

[LEE: Odebrecht: cables diplomáticos brasileños dan cuenta del accionar de Jorge Barata]

Más allá de la retórica que tendrá que enfrentarse a los hechos duros y puros, lo que tengan que decir los directivos de Odebrecht y Camargo Correa tendrá implicancias directas en nuestro país. En ese sentido, importa mucho lo que podrá contar Marcos de Moura de Wanderley por Camargo Correa, vinculado directamente a los depósitos hechos a las cuentas de Maiman. 

La Fiscalía investiga movimientos financieros efectuados por Marco de Moura en nuestro país. Hay dos depósitos que llaman la atención: en setiembre de 2015, Marcos de Moura envió cerca de 2 millones y medio de dólares a una cuenta en el banco Merryl Lynch en Nueva York. Ese mismo mes, depositó 45 mil dólares a la cuenta de un abogado en Piura, Ernesto Alcántara Masías, que antes se había desempeñado como Fiscal en Huancabamba. 

Desde Sao Paulo, y a través de sus abogados, Marcos de Moura Wanderley nos envió una carta en donde señala que el dinero en sus cuentas de ahorros corresponde a sus honorarios como profesional. Además, que la cuenta del Merryl Lynch en Nueva York es de su propiedad. Finalmente, rechaza que en su poder se haya encontrado alguna información relacionada a los sobornos y pagos que acabaron en la cuenta de Josef Maiman en Londres en el año 2006. 

El otro personaje en el affaire brasileño es Jorge Simoes Barata, ex jefe de Odebrecht en nuestro país y hasta hace no mucho director ejecutivo de Odebrecht Latinvest. Según la Unidad de Inteligencia Financiera entre enero de 2006 y julio de 2015, Odebrecht canalizó fondos por un total de US$ 15,561,876,668 en 44 cuentas bancarias establecidas en nuestro país. Muchas de ellas ya cerradas. La mayoría o las más importantes fueron abiertas en el periodo donde supuestamente la empresa ha reconocido que pagó sobornos en Perú. Semejante cantidad de dinero no se condice con el total de obras ganadas por Odebrecht en el Perú entre el 2004 y el 2015 y que alcanzó los 10 mil millones de dólares, dinero que no ha sido cobrado en su totalidad por la empresa  ¿por qué Odebrecht movió tanto dinero en nuestro país? 

[LEE: Mendoza sobre Odebrecht: Los peces gordos buscan pactos de impunidad]

Los movimientos financieros de Barata tampoco dejan de llamar la atención. En nuestro país dispuso de tres cuentas corrientes, dos en moneda nacional y una en moneda extranjera. Las cifras son considerables. En la cuenta en moneda extranjera recibió solo entre mayo de 2011 y setiembre de 2012 más de 7 millones de dólares, de los cuales 6 millones de dólares figuraron como concepto de haberes por parte de Odebrecht Latinvest.

Posteriormente, él trasladó al menos 4 millones de dólares a Odebrecht SA, otra de las firmas del conglomerado empresarial. Lo curioso es que paralelo a esto, Barata tuvo una cuenta en moneda nacional donde también recibió cerca de 5 millones y medio de soles entre mayo de 2011 y setiembre de 2015 también por el concepto de haberes a nombre Odebrecht Latinvest. Buscamos la explicación de Odebrecht Latinvest respecto a estos depósitos, pero se abstuvieron de hacer cualquier comentario. 

Barata se ha acogido al sistema de delaciones negociado por Odebrecht en Brasil. A fines de febrero o comienzos de marzo, la justicia de ese país homologará todas las declaraciones, colaboraciones y delaciones. Entonces, conoceremos no solo las nuevas sentencias impuestas a los directivos que ejercieron la corrupción sino también los detalles.