Biblioteca Nacional: invidente transcribe libros y revistas al sistema braille

Don Rigoberto Camargo Alfaro quedó ciego tras un atentado terrorista en 1992

Rigoberto Camargo Alfaro trabaja en la sala para invidentes de la Gran Biblioteca. Foto: El Peruano

Rigoberto Camargo Alfaro es un hombre que no se ha dejado vencer por la adversidad. Con su trabajo ilumina a muchos jóvenes que buscan una luz de esperanza en medio de la oscuridad. Desde el año 2001, trabaja en la sala para invidentes de la Biblioteca Nacional.

[LEE: Silvia Vásquez Lavado, la primera peruana en llegar a la cima del Everest]

Este año cumple 15 laborando en esa área y tiene a su cargo múltiples tareas que asume con dedicación. Una de ellas es convertir al sistema braille los libros y revistas que ingresan en ese lugar especial.

Su ceguera la provocó un atentado terrorista con coche bomba en 1992 a los 33 años. Él viajaba en un vehículo de transporte público desde el Callao hacia a Lima. La fuerza de la explosión causó que las esquirlas lastimaran sus ojos, dejándolo sin visión.

La sala pertenece a la Dirección Ejecutiva para Servicios Bibliotecarios Públicos y allí realiza diversas labores como la transcripción al alfabeto para invidentes de cuentos, poesías y catálogos. Y no lo hace solo, pues un grupo de jóvenes voluntarios se acerca diariamente para ayudarlo.

[LEE: Artista peruano con habilidades especiales recibió premio de Unicef]

Pero, don Rigoberto no solo se dedica a estas tareas. Hay una en especial que emprende con atención. Dicta tres cursos al año para estudiantes universitarios, profesores, profesionales de diversas especialidades. A cada uno le enseña el alfabeto Braille y los orienta a ser conscientes de que la persona con discapacidad visual necesita inclusión social.