Wilma Arizapana protagoniza emotivo spot del IPD por el Día de la Madre

Wilma Arizapana protagoniza emotivo spot del IPD por el Día de la Madre
Video: IPD

Atleta puneña luce en compañía de sus hijas

“Solo le pido a Dios que mi hija pueda llegar a unos Juegos Olímpicos”. Ese es el sueño de la ‘olímpica de la alturas’, la atleta puneña Wilma Arizapana, quien protagoniza el spot que el Instituto Peruano del Deporte (IPD) acaba de lanzar como un homenaje a todas las madres del Perú por su día.

[Inés Melchor ya tiene nuevo entrenador: el español Luis Miguel Landa]

Pese a todas sus  vicisitudes, la vida le ha regalado a Wilma Arizapana la dicha de tener tres hijos maravillosos que, en vez de truncar su carrera deportiva, le han dado la bendición de motivarse aún más por alcanzar sus metas. La pasión por el fondismo y el amor por sus hijos están presentes todos los días en sus entrenamientos a más de 3,800 metros sobre el nivel del mar, en Puno.

Los ojos de Sofía, Lucelia y Juan Miguel son el reflejo de nuestra campeona, una madre que es un bastión de determinación y un cobijo de ternura. La muestra más clara es el hecho de que cada uno de ellos ama correr de la misma manera en que lo hace Wilma. Ese, con seguridad, es el mejor regalo que toda madre puede recibir.  

[IPD anunció presupuesto adicional para nuestros deportistas]

“Entrenar al lado de mi madre es mucho… Para mí, correr es un gusto, es mi pasión, es todo. En las noches sueño con mi medalla en el pecho. Quiero ser medallista olímpica”, así de segura se expresa Sofía Mamani Arizapana, hija mayor de Wilma y uno de los motivos por los que mamá sigue corriendo.  

La olímpica en Londres 2012, una de las cartas fuertes en el maratón femenino rumbo a los Panamericanos de Lima 2019, tiene la mejor marca del año en nuestro país para la distancia: 2 horas 30 minutos 45 segundos, tiempo registrado con su sexto lugar en el prestigioso Maratón de Daegu 2017.

Arizapana, clasificada para el Mundial de Atletismo de Londres 2017, integra el Programa de Maratonistas que impulsa el Instituto Peruano del Deporte en Huancayo, Cusco y Puno. Y representa, además, un ejemplo de vida que es preciso rescatar como un homenaje a las madres del Perú. (IPD COmunicaciones)

Deja un comentario