Nadal venció 3-0 a Anderson en la final y sumó su tercer título en el US Open

Sloane Stephens se coronó campeona en la rama femenina

El español y número uno mundial, Rafael Nadal, derrotó este domingo en tres sets corridos de 6-3, 6-3, 6-4 al sudafricano Kevin Andersen para conquistar su tercer título del Abierto de tenis de Estados Unidos en Nueva York, su decimosexta corona de Gran Slam.

Nadal, de 31 años, sumó su segundo Slam del año luego del décimo pergamino del Roland Garros de Francia, y el quinto de la temporada.

El tenista de Manacor, que fue campeón del US Open en 2010 y 2013, se coloca a tres títulos de empatar el récord de 19 trofeos de Gran Slam que tiene Roger Federer.

[Previa]

Rafael Nadal, gigante en la historia del tenis, y Kevin Anderson, el hombre más alto que jamás haya llegado a una final de Grand Slam, disputarán este domingo el título masculino del Abierto de Estados Unidos en Nueva York.

La final del US Open 2017 se jugará desde las 3:00 p.m. (hora peruana) en el estadio Arthur Ashe de Flushing Meadows, y será transmitido por ESPN.

LEEUS Open: la estadounidense Sloane Stephens ganó la final femenina

Dos hombres que se conocen desde niños se medirán desde la misma altura: un tenis de excelencia que les ha llevado a esta final, en la que Nadal pondrá su 1.85m de estatura frente a los 2.03 del sudafricano Anderson.

"En la cancha todos tenemos el mismo tamaño, pero su ventaja es que tiene un saque temible. Suelta unos castañazos, que vaya", dijo Nadal al referirse a las virtudes de su rival.

El español, encaramado en el número uno mundial por su excelente año, viene de pasarle por encima en semifinales al argentino Juan Martín del Potro por 4-6, 6-0, 6-3, 6-2.

Nadal buscará su tercer título del US Open y el 16º Grand Slam de su carrera cuando enfrente a Anderson, sembrado N.28, que selló su primera final de un grande venciendo al español Pablo Carreño Busta (N.12) por 4-6, 7-5, 6-3, 6-4.

Anderson, primer sudafricano en la final de un Grand Slam desde Kevin Curren en el Abierto de Australia de 1984, también fue perseguido por múltiples percances físicos que amenazaron incluso con acabar con su carrera.

Después de ingresar en el décimo lugar del 'top ten' a finales de 2015, al siguiente le persiguieron las dolencias en el hombro y el tobillo, y una lesión más grave en una cadera, que le hicieron caer al puesto 87 de la ATP.

"Me dijeron que tenía que ser operado, pero después de consultar a varios médicos, me di por vencido e hice la rehabilitación durante dos meses, siete u ocho horas al día, y aquí estoy", confesó.

El sudafricano sabe a quién tiene enfrente. Se conocen dese pequeños y, aunque Nadal siempre estuvo por delante, y le aventaja en los encuentros del circuito ATP (4-0), asegurá que peleará hasta el final "cada pelota, cada game, cada set".

Anderson podría darle a su país un segundo título importante después de la coronación de Johan Kriek en el Abierto de Australia en 1981.