Luizomar de Moura: "Mucho trabajo y paciencia para volver a días de gloria"

DT de Perú habló de su proceso a poco del Grand Prix en Chiclayo

Por Gianfranco Gonzales F. (@giangf)

Desde Chiclayo

A un día del inicio del Grand Prix de Vóley, el entrenador de la selección peruana Luizomar de Moura brindó una entrevista a América Deportes donde analiza las chances blanquirrojas en este nuevo torneo internacional y cuenta a qué se tiene que apuntar para volver a disfrutar de los grandes días en el deporte de los mates.

[Selección peruana de vóley: programación del Grand Prix en Chiclayo]

-¿Después del cuarto puesto en la Copa Panamericana, cuáles son las expectativas para este nuevo torneo internacional al mando de la selección peruana?
La expectativa es muy grande, tenemos una hinchada peruana apasionada, he visto que llenan coliseos y nos transmiten mucha energía. Es un campeonato muy difícil y esperemos tener una gran participación.

-¿Cuál es el objetivo en este Grand Prix ante rivales como Puerto Rico, Colombia y República Checa?
El objetivo es el mismo, es el crecimiento en cada partido, cada entrenamiento. Un rendimiento mayor al que presentamos ayer. Este es un proceso de cuatro años, hicimos una buena participación en la Copa Panamericana y ahora tenemos al Grand Prix donde enfrentaremos diversas escuelas. Por ejemplo la europea que será de mucha fuerza con República Checa, Colombia viene creciendo y Puerto Rico con quienes disputamos la medalla de bronce, esperemos hacer un gran partido.

-¿Le llamó la atención el desempeño de alguna seleccionada en particular? Por ejemplo, el ataque de Ángela Leyva o la defensa de la líbero Mirtha Patiño…

Estamos siempre preocupados que no se cree una expectativa muy fuerte para las jugadoras. Sabemos las dificultades de un Grand Prix y que la hinchada y las mismas seleccionadas entiendan que es un proceso de crecimiento para que la presión no se sienta en estas chicas.

-¿Qué impresión se ha llevado de la pasión que muestra el peruano por el vóley en los partidos que ha afrontado en Lima, Cañete y ahora en Chiclayo?
Esa pasión es muy importante para nosotros porque crea una atmósfera muy productiva y buena. Para que Perú vuelva a sus días de gloria se necesita mucho trabajo y mucha paciencia, estamos cambiando un proceso y buscando una madurez plafinicada, la planificación es importante para soñar y volver a los grandes días de vóleibol peruano.

-Usted mencionó que hay que seguir el camino de Brasil, ¿Cuán lejos estamos?
Yo creo que la distancia va a verse con el desenvolvimiento del equipo en el momento. Hoy tenemos una escalera muy grande por recorrer. Tenemos jugadoras de 20 y 21 años y ese proceso de madurez tiene que pasar. Una atleta está bien formada a los 25 años así que tenemos que tener mucho cuidado para no acelerar ese proceso como fue hecho años atrás.

-¿Ilusiona mucho este equipo formado basándose en esta mezcla de experiencia y juventud con la mira al gran objetivo de los Juegos Olímpicos 2020?
Esa clase de jugadoras de mayor experiencia que ya pasaron por el proceso de enfrentar un Preolímpico o un Premundial es importante. Tipo Patty Soto, Mirtha, Jessenia Uceda para que las chicas menores entiendan que no se consigue victoria sin trabajo. Eso se habla diariamente, no podemos caer en el camino. Para llegar donde queremos tenemos que caminar juntos y juntos podemos ser fuertes.

[Perú cayó 3-1 ante Puerto Rico y quedó cuarto en la Copa Panamericana]

-En los deportes colectivos mucho se habla que nos falta fortaleza mental, ¿Cómo la trabaja en la selección?
La seguridad viene del trabajo. Si trabajamos duro, si planificamos duro el entrenamiento y nos ayudamos para superar las dificultades del día a día, seremos fuertes. La atmósfera y pasión del público es importante para el seguimiento de trabajo. Esperemos que eso nos ayude a conseguir los objetivos.

-Invite al público de Chiclayo a seguir a Perú este fin de semana de vóley…
Vi algunos videos del Grand Prix del año pasado, me llamó la atención el coliseo lleno y una hinchada que empuja al equipo en todos los juegos. Esperemos que el pueblo de Chiclayo nos acompañe.