Milagros Llamosa: "Mi meta será que Daniel Peredo no muera en el tiempo"

Milagros Llamosa: Mi meta será que Daniel Peredo no muera en el tiempo
Video: Cuarto Poder

La esposa del fallecido periodista deportivo habló en exclusiva para Cuarto Poder

“Un hombre sencillo y bueno”. Son los mejores adjetivos que Milagros Llamosa emplea para destacar a su esposo, el fallecido periodista deportivo Daniel Peredo que falleció a los 48 años tras sufrir un paro cardiaco.

LEEUniversitario vs. Alianza Lima: el detalle de los jugadores con Daniel Peredo

Milagros Llamosa habló en exclusiva para Cuarto Poder y agradeció las muestras de cariño de toda población a Daniel Peredo tras su muerte. Ella indicó que demostración de afecto le permitió afrontar el duro momento por el que vive junto a sus dos hijas.

“Solo decir gracias. Eso es lo que me mantiene en pie, poder decirles gracias a todos los que se acercaron, sobre todo a los que nunca lo conocieron, pero lo vieron por su trabajo, a través de un video, en la tele, en el estadio y los que inspiró con su trabajo duro, honesto y bueno, porque mi marido fue así, un hombre sencillo y bueno”, dijo.

LEEReimond Manco dedicó su gol a Daniel Peredo en el Comercio vs. Municipal

La viuda de Daniel Peredo anunció que trabajará para mantener en el tiempo el legado de su ahora fallecido esposo. En ese sentido resaltó el compromiso del periodista deportivo por su trabajo.

“Daniel va a seguir vivo en mis recuerdos, está en mis hijas, no puedo despedirme de él, vivirá en mi memoria (…) si todos trabajamos con la pasión que él tuvo, si buscamos eso en la vida y hacerlo con tanta pasión, merece ser recordado y esta será mi meta: quiero que Daniel no muera en el tiempo”, dijo Milagros Llamosa.

LEEDaniel Peredo y el tierno encuentro con la hija de Renato Tapia

Agregó que “voy a ir a cualquier evento que me digan: ‘Milagros esto va a servir para que esta cancha cuando vengan muchos niños sepan que hubo un Daniel Peredo que narró con tanta pasión y que trabajó duro’. Mi esposo fue honesto”, resaltó.

Deja un comentario