PSG aplastó 4-0 al Barcelona por la ida de octavos de Champions League

Di María (2), Cavani y Draxler anotaron para los parisinos

El partido se jugó en Parque de los Príncipes

El París Saint-Germain goleó por 4-0 al Barcelona en el partido de ida de los octavos de final de la Champions League que se disputó en el Parque de los Príncipes de la capital francesa.

El argentino Ángel Di María, que adelantó al conjunto francés a los 18 minutos de juego en el marcador con un gol de falta, se convirtió en el gran protagonista del encuentro, tras firmar a los 55 minutos el tercer tanto del París Saint-Germain.

Completaron el marcador para el conjunto dirigido por el español Unai Emery el alemán Julian Draxler, que anotó a los 40 minutos el momentáneo 2-0, y el delantero uruguayo Edinson Cavani que estableció en el 72 el definitivo 4-0.

El partido de vuelta entre el Barcelona y el París Saint-Germain se jugará el miércoles 8 de marzo en el Camp Nou.

[MINUTO A MINUTO DEL PSG VS BARCELONA]

[PREVIA]

El Barcelona se mide este martes (2:45 p.m. / ESPN 2) en París al PSG en la ida de los octavos de final de la Champions League, un rival al que conoce bien, entrenado por el español Unai Emery, un técnico contra el que también ha obtenido buenos resultados.

[Neymar sufrió las burlas de Piqué y Suárez por su bigote]

La Champios League es para ambos un objetivo esencial de la temporada, porque lo es siempre para el club catalán y porque el PSG busca desde que es propiedad del capital catarí firmar una actuación grande en esa competición.

La ventaja está del lado blaugrana, que ha ganado los últimos duelos y que cuenta con una mayor experiencia en partidos clave. Pero las dudas que ha mostrado el conjunto de Luis Enrique esta temporada contra rivales de gran entidad hace anidar la esperanza en el campo de los de Emery.

La baja de última hora de Thaigo Silva, el capitán del equipo y "uno de los pilares de su defensa", en palabras de Luis Enrique, ha complicado la situación a los parisienses.

Su puesto en la zaga lo ocupará, con toda seguridad, el joven Presnel Kimpembe, de 21 años, formando pareja de centrales con el brasileño Marquinhos, de 23.

Pese a todo, acostumbrado a dejar sentenciado el pase a cuartos en la ida en los tres últimos años, frente al Arsenal el pasado y contra el Manchester City los dos anteriores, el club catalán no quiere confianzas.

Y eso que en París han vivido momentos dulces en tres de las últimas cinco temporadas. Se vieron en los cuartos de final de la 2014-15, en la que también habían jugado en la fase previa, y dos antes en la misma ronda, siempre con clasificación placentera de los catalanes.

Tampoco es bueno el balance de Emery contra el Barcelona, al que solo ha ganado en uno y ha empatado seis de las 23 veces que lo ha afrontado con el Almería, el Valencia, el Spartak de Moscú o el Sevilla.

Privado de Arda Turam, Javier Mascherano y Aleix Vidal, Luis Enrique recupera a Gerard Piqué y a Rafinha Alcántara, ambos ausentes ante el Alavés.

La baja de Mascherano es la única que puede alterar los planes de Luis Enrique, que apostará por un eje defensivo con Gerard Piqué y el francés Samuel Umtiti. En los laterales regresarán Sergi Roberto y Jordi Alba.

La principal duda radica en la media. Con Busquets e Iniesta seguros en esta demarcación, el tercer hombre genera debate. Se disputan el puesto Ivan Rakitic, André Gomes y Denis Suárez, aunque seguramente por las características del rival, Luis Enrique apostará por el croata o el portugués.

Por delante, la tripleta (Messi, Suárez, Neymar) volverá a vestirse de gala contra un rival que se les da bien, sobre todo al brasileño.

El PSG solo tiene la duda del argentino Javier Pastore, que aunque volvió a los entrenamientos no está en disposición de jugar 90 minutos.

Emery, que ha visto como su equipo ha ganado en confianza y solidez desde que comenzó el año, también mantiene la incógnita de si alinear al argentino Ángel di María.

Su experiencia internacional es mayor que la de la mayoría de sus compañeros, pero el ex del Real Madrid, que conoce bien al Barça, se ha visto superado por el recién llegado Julien Drexler en la banda izquierda y por el brasileño Lucas Moura en la derecha.

Los franceses no han caído nunca en octavos de final de la Liga de Campeones y para ganar esa competición ficharon este año a Emery, en sustitución de un Laurent Blanc que lo ganaba todo en Francia pero que no logró superar los cuartos en Europa.

Por eso, la eliminatoria contra el Barça es una prueba de fuego para el técnico español, que afronta el duelo con esperanza.

Comenta