Manchester City derrotó 1-0 a PSG y llegó a semifinales de la Champions

El gol histórico lo hizo Kevin De Bruyne

Manchester City, gracias a un tanto del belga Kevin De Bruyne, derrotó este martes en el Etihad Stadium al París Saint-Germain (1-0) y certificó por primera vez en su historia su presencia entre los cuatro mejores equipos de Europa.

El conjunto inglés hizo bueno el 2-2 que se llevó hace seis días de París y, en un partido muy serio, en el que incluso falló un penal, se aprovechó de un nervioso PSG que no pareció entrar en ningún momento en el partido.

Manuel Pellegrini decidió no alterar lo que le funcionó en la capital francesa y apostó por los mismos once hombres que sacaron el valioso empate del Parque de los Príncipes.

La única ocasión de los visitantes en la primera mitad la tuvo Ibrahimovic en sus botas con una falta directa desde unos 30 metros que Hart desvió a saque de esquina con una gran acrobacia. A partir de ese momento el encuentro fue un monólogo de los de azul, con un Agüero extramotivado que no paraba de incordiar a la dubitativa defensa de tres plantada por Blanc.

En el minuto 23, el 'Kun' tuvo una doble oportunidad, primero tras un buen pase en profundidad de De Bruyne y luego después de un error de Zlatan en la entrega, pero ambos disparos se marcharon ligeramente desviados.

No despertaba el aletargado PSG y lo sabía que el City, que empezó a presionar la salida del balón. Y así llegó la mejor ocasión de los ingleses, cuando, en el minuto 28, tras un fallo de Aurier, Agüero se plantó solo y fue derribado dentro del área por Trapp.

El árbitro, el español Velasco Carballo, decretó la pena máxima, pero perdonó la roja al meta alemán. Sin embargo, el 'Kun' no aprovechó la ocasión y su lanzamiento desde los once metros se fue fuera por centímetros ante la alegría de un aliviado Trapp.

La lesión, minutos antes del descanso, de Motta acabó con el experimento de Blanc, que regresó a su tradicional defensa de cuatro, subiendo a Marquinos al centro del campo.

Mejoraron en la segunda mitad los visitantes, que pudieron adelantarse en el marcador, primero tras una falta botada por Ibra y después con una internada de Lucas, pero ambas ocasiones las desbarató un seguro Hart. Sabiéndose eliminado, el PSG se fue al ataque buscando el gol que lo metiera en 'semis' y comenzó a embotellar al City, sujetado por el buen hacer de su defensa y por los aciertos su arquero.

Hart acudió al rescate nuevamente el 66, cuando consiguió desviar milagrosamente a saque de esquina un remate de cabeza desde dentro del área de Thiago Silva tras un córner de Lucas.

Resistieron los locales las acometidas rivales y comenzaron a soltarse en ataque. Tocaban y tocaban en el campo del PSG Agüero, Silva, Navas y De Bruye hasta que en el minuto 75 llegó el 1-0.

El ataque paciente del City dio sus frutos después de que, tras una buena internada de Clichy por la izquierda, el balón le quedara franco a De Bruyne, que con un disparo manso y ajustado al palo superó a Trapp.

Necesitaba dos goles el PSG, que vio incluso como el árbitro anulaba un tanto a un desesperado Ibrahimovic. Pese a las acometidas, el marcador no se volvió a mover y Pellegrini y su City celebraron un pase a semifinales que da, sin ninguna duda, un fuerte empujón al proyecto millonario de los ingleses.

[REVIVE EL MINUTO A MINUTO]

[PREVIA]

Tras el empate (2-2) en casa ante el Manchester City en la ida de los cuartos de final de la Champions League, el PSG deberá superar sus dudas para consumar sus aspiraciones europeas en el partido de vuelta, el más importante de su temporada.

Desde que en 2011 el club francés pasara a manos de la empresa catarí QSI (Qatar Sports Investments), el objetivo último era ganar algún día la máxima competición continental. Pero, tras tres eliminaciones consecutivas en cuartos de final, llegar a las semifinales ya sería una progresión en esa dirección.

Pero, aunque por una vez el sorteo fue clemente con el PSG, que evitó un duelo con Barcelona, Bayern Múnich o Real Madrid, el Manchester City, que nunca había llegado tan lejos en esta competición y no tiene tanto caché, se fue de París con un resultado favorable. 

Por eso, el PSG, ya campeón de Francia, deberá firmar una gran actuación y puede que incluso una proeza, si el rumbo del partido en el Etihad Stadium complica un poco más el pase a semifinales.

Estar entre los cuatro mejores de la Liga de Campeones no es fácil, y los franceses deberán olvidarse del frustrante primer partido, en el que el City les hizo pagar su imprecisión y falta de eficacia.

Comenta