Frente a la ola de delincuencia, la polémica campaña "Chapa tu choro"

  • 23:19

Las redes sociales nos enrostran una peligrosísima propuesta ciudadana ante esta crisis de seguridad.

Vídeo: Frente a la ola de delincuencia, la polémica campaña "Chapa tu choro" | América Televisión

Solo un mes antes de que se lance la controversial campaña “Chapa tu choro”, dos estafadores de comerciantes del asentamiento humano Huscata en Chaclacayo fueron ampayados comprando con billetes falsos y a la turba no le importó la presencia de la Policía, los agarraron a golpes, los dejaron con heridas en la cabeza y la nariz rota y su auto destrozado a pedradas.

Hace ya tiempo que cada año se dan cerca de 1000 linchamientos en nuestro país y no pasa nada. La gente quiere vengarse.

Hoy las redes sociales nos enrostran una peligrosísima propuesta ciudadana ante esta crisis de seguridad, romper el estado de derecho, la campaña en Facebook, “Chapa tu Choro”, que ya cuenta con miles de seguidores ha degenerado hasta las amenazas de dejarlos paralíticos, de descuartizarlos o quemarlos. Lincharlos. Porque según ellos no queda otra.

Cecilia García es una periodista huancaína que, a partir de una experiencia personal en su ciudad en julio pasado, asegura haber recogido el sentimiento del pueblo.

El detalle es que a juzgar por algunas fotos en las que aparece con conocidos miembros de Fuerza Popular, se podría tratar de la incubación de una candidata al congreso con filo fujimorista, aunque ella lo niega.

La controversial campaña recibió harto combustible cuando este último martes, la jueza Haydee Vergara del 54 juzgado penal de Lima, inexplicablemente liberó a 52 de los 56 sujetos implicados en el feroz ataque, robo e invasión de una vivienda en Lince ocurrido el viernes de la semana pasada, a pesar de todas las pruebas que confirmaban el execrable hecho delictivo.

Pésimo mensaje que también cala hondo en la moral de la Policía Nacional, que luego de hacer su trabajo, es tan ninguneada como la población por el Poder Judicial. La jueza fue suspendida, pero el daño a la confianza ciudadana ya se produjo.

De nada sirven las más de 106 mil capturas que ostenta la policía que sí chapa a los choros, si el resto del sistema, vale decir, Fiscalía y Poder Judicial, le fallan a la sociedad  de esta manera. 

Queda claro que el reto de la inseguridad ciudadana desbordó a la gestión nacionalista y que será una papa caliente para el próximo gobierno, sea quien sea, el que llegue al poder.

 

Notas relacionadas

COMENTA