• 17:40

Transformaciones extremas para parecerse a su personaje favorito

A estos personajes no les importó perder la naturalidad para cumplir con su obsesión.

Transformaciones extremas para parecerse a su personaje favorito.

Vídeo: Transformaciones extremas para parecerse a su personaje favorito | América Televisión

Transformaciones extremas para parecerse a su personaje favorito.

Al verlos resulta imposible imaginar cómo fueron en realidad antes de perder la naturalidad en sus cuerpos. Parecen haber mutado en los personajes que se obsesionaron por ser, calcando al milímetro cada rasgo y cada gesto sin importar siquiera tener que apelar al bisturí para conseguirlo.

[VIDEO: La Chilindrina confesó el dolor que ha padecido por las cirugías]

El hombre que camina sigilosamente cual si fuese un gato al acecho se hace llamar “Stalking Cat”. Su verdadero nombre es Dennis Avner, él tuvo una fijación por los tigres, por eso muestra orgulloso los implantes en su rostro y la bifurcación que se hizo en el labio superior para tener un aspecto más felino.

[VIDEO: ¡Irreconocibles! Famosos de Hollywood que abusaron de las cirugías]

Otro personaje que causó gran sorpresa fue el brasileño Romario Dos Santos, su mal formada musculatura, producto de la aplicación de synthol, le permitió soñar con la posibilidad de parecerse al superhéroe El Increíble Hulk.

[VIDEO: La increíble historia del "Hulk" brasileño que casi pierde los brazos]

Esta mujer que parece un maniquí se llama Valeria Lukyanova y es una modelo ucraniana que no cesó en su afán por convertirse en el clon de Barbie, y lo consiguió a base de múltiples cirugías.

[VIDEO: Britney Spears sorprende con nueva figura en portada de revista]

Él es Justin Jedlica y se ha autodenominado el novio de Barbie. Con más de 90 operaciones en el cuerpo, él trata de obtener la belleza masculina ideal, cual si fuese el mítico muñeco Ken

[VIDEO: Florinda Meza sorprendió con nuevo "rostro" en encuentro con Thalía]

Según los especialistas, las personas en nuestra lista podrían sufrir de un trastorno dismórfico corporal, pues el abuso de las cirugías para verse de determinada manera se deben a una autopercepción distorsionada de sí mismos.

COMENTA