• 10:43

Juegos diabólicos: ¿Cuáles son los peligros de practicarlos?

Un equipo de A las once conversó con dos personas que nos orientaron más sobre los juegos del más allá.

Recomendaciones sobre este tipo de juegos

Vídeo: Juegos diabólicos: ¿Cuáles son los peligros de practicarlos? | América Televisión

Recomendaciones sobre este tipo de juegos

Casos de presuntas posesiones, historias de terror y pánico. El resultado, cierto o no, puede ser la creencia en un espíritu maligno que posee un cuerpo y los transforma.

Un equipo de A las once conversó con dos personas que nos orientaron más sobre los juegos del más allá, que acá pueden dejar muchos daños.

En los últimos días, se ha generado una especie de histeria ocasionado por un juego en el que se usa dos simples lapiceros cruzado sobre una hoja. En Internet rápidamente se viralizó la información que así podía invocarse un alma llamada Charlie y que el simple movimiento de uno de los lápices sería la respuesta del espíritu.

Aunque el juego ha sido desmentido por muchos especialistas continúa generando pánico. Y es que creer en lo que se quiere creer, muchas veces genera problemas graves.

Pero ese no es el único, existen que desde hace siglos causan terror y que hoy hasta a través de la Red pueden ser el puente para contactar espíritus, tal como la Oujia; algo que con simple objetos incluso se vende como un juego de mesa. Sin embargo, se han presentado testimonios que lo relacionan con diversión.

Para la psicóloga Martha Echegaray, eso se trata de un idea de buscar como sea lo prohíbo. Muchas de las personas que los practican son casi siempre jóvenes.

La especialista explica que una persona vulnerable y con estrés al sentir un impacto o temor tan grande puede terminar con reacciones extrañas.

Según Pedro Noguchi, más que un pasatiempo, esta es una vía hacia entidades demoniacas. Usarla sin conocimiento puede terminar en posesiones.

Además, sostiene que el deseo de contactar a un espíritu abre una puerta que luego es difícil de cerrar. Este sería el motivo por el cual durante años un espíritu puede atormentar a algún jugador.

Notas relacionadas

COMENTA